Sin categoría

“Yo, Feuerbach”

Palabras del Director

Cuando Feuerbach aparece en escena y pide luz para comenzar su audición, es como si una suerte de náufrago suplicara, desde el escenario, ser auxiliado y salvado de la muerte.
A partir de ese preciso instante, este rey, sin más reino que el escenario, ni otra bandera que no sea la del teatro, logrará que todos los que lo observen se conviertan en testigos estremecidos, al escuchar su gloriosa historia y desentrañar su irremediable existencia.
Tal vez, como director, debiera mantenerme lo suficientemen-te alejado y distante para no dejarme atrapar por este personaje y su feroz dramatización.
Tal vez, como el responsable de la puesta en escena de esta obra, debiera proponerme que la empatía con Feuerbach, no me traicionara o embargara. Pero es inevitable tomar partido al ver y oír a este viejo actor, a este artista furibundo, defendiendo a ultranza el amor por el teatro. Por su teatro. A este entrañable amigo, como alguno que otro actor, que la vida me ha puesto en mi camino y que he tenido el orgullo y el privilegio de dirigir.
Me ha resultado absolutamente imposible no llorar con él cuando me lo pide; o vociferar y danzar juntos enloquecidos cuando él mismo se lo permite, iluminado por un falso rapto de euforia,
Fue absolutamente inevitable acompañarlo en sus mentiras, en sus engaños, en sus clases magistrales y estar pegado a él para compartir el ocaso que él mismo vislumbra.
Juntos ser mudos testigos del patetismo y de la crueldad de quien se queda fuera del sistema. De la impotencia. De la desolación. De la imposibilidad de despegarse de la melancolía de lo que ya no es recuperable. De no poder escapar al destino siniestro de ser desechado y arrojado como un desperdicio, al silencio y a la nada.
Mi puesta en escena y dirección de “Yo Feuerbach” ha decidido tomar partido y no mantenerse distante de este colosal actor que solamente implora volver a subir a un escenario,
Feuerbach necesita más que el aire que respira, volver a saltar a la arena y ser admirado y respetado. Necesita volver a convertirse en un gladiador y todas las noches, enfrentarse sin temor a las fieras.
Que así sea.

@El_Tinglado

Autoría: Tankred Dorst                 Traducción: Juan Garff
Música Original: Martin Bianchedi
Voz en Off: Miguel Angel Solá

Dirección : Manuel González Gil

ELENCO

MANUEL CALLAU – FRANCISCO GONZÁLEZ GIL

HORARIOS

LOCALIDADES  $330

EL TINGLADO

Mario Bravo 948 -CABA

Deja tu comentario