Sin categoría

“Tristan e Isolda”

La Pasión irrefrenable es uno de los temas más abordados por el teatro desde sus comienzos y la justificación de lo que por ella se sacrifica es el pilar que ha ocupado a incontables dramaturgos. Es probablemente la posición antagónica que toma Marco Antonio de la Parra en su “Tristán e Isolda” lo que la hace necesaria, esa actualización del mito sobre el deseo ineludible que conduce a la tragedia de manera constante y precisa a través de la culpa y de la represión, de la frustración y de la excitación al hacer ancla en los recuerdos.

A diferencia de los héroes románticos que la historia resalto como iconos, “Tristan e Isolda” no luchan por vivir unidos sino por mantenerse separados, su lucha es por sus vidas perfectas aunque carentes de ese algo que el otro aporta. Ellos no pueden tocarse, no con sus cuerpos, pero lo hacen con sus palabras, se enroscan en sus cabezas y sacian esa adicción reprimiendo el contacto físico, pero sabiendo (aunque se prometan lo contrario) que todos los espacios emocionales que habitan cuando se encuentran volverán a ser visitados, una y otra vez mientras haya vida, porque vivir ese espacio es lo que hace que esta cobre sentido.

 @marcelo_vz @FlowerPrada  

Dramaturgia: Marco Antonio De La Parra

Dirección y Puesta en Escena: Marcelo Caballero

ELENCO

FLORENCIA PRADA DUHAGON – MATÍAS PISERA FUSTER

 LIV MULTIESPACIO

Av. San Martin 2225 – Villa Carlos Paz

Deja tu comentario